Calendario

jueves, 10 de septiembre de 2009

Lidia - ¡Qué peligro!

Siguiendo con mis entradas que van a buscar en la mitología los orígenes de la flauta y los primeros intérpretes, hoy llegamos a uno de los mitos que más han cambiado a lo largo del tiempo.

Las Sirenas

Como suele pasar con la mitología no hay una sola historia que explique qué y quiénes eran las sirenas. Por mi parte me quedo con la que circulaba en la época de Homero.

Al parecer eran tres hermanas, hijas del dios del río Aquelaos y de la musa de la poesía, Calíope.
Se las relaciona con la música, no sólo con el canto vocal que tan preocupado tenía a Ulises, sino que se reparten las artes musicales de este modo:

Leucosea se encarga de los cantos y letras escritas.
Fartenopea lleva la sección de cuerdas pulsadas, con la lira
y la nuestra
Lidia sopladora de la flauta.

Las sitúan como compañeras de Perséfone, la que fue raptada por Hades, el dios de los infiernos. Para ayudar a su amiga les pidieron a los dioses que les dieran alas, a fin de rescatarla.

Su forma, tal como se recoge en imágenes de la época, era mitad mujer, mitad pájaro. Bueno, en algunas reproducciones es más bien cuerpo de pájaro, cara de mujer. Para Ovidio eran aves de plumaje rojizo y cara de vírgen.
La forma que nos ha llegado a nuestros días, mitad mujer, mitad pez, parece que data de la Edad Media y tiene que ver con las invasiones de los bárbaros del norte, que trajeron sus propias leyendas. No obstante, los romanos ya tendían a hacerse un lío entre las sirenas y las hijas de Nereo, las Nereidas, ninfas del mar.

La etimología de la palabra parece que deriva del griego Σειρήν "Seirén" derivado de lazo, cuerda. Seguramente por el poder seductor que se les atribuye. De ahí paso al latín como "Siren".
Los países anglosajones, muy listos ellos, han sabido separar las dos; sirenas griega y nórdica, con sendos vocablos. Así
En inglés Siren se refiere a las sirenas griegas y Mermaid a la nórdica con cola de pez
En alemán tres cuartos de lo mismo Sirene y MeerJungFrau

Y eso es todo. Lidia es nuestra mujer fatal de hoy, flautista cautivadora y muy, muy peligrosa.


Saludos,





No hay comentarios: