Calendario

martes, 6 de octubre de 2009

Constancia, Trabajo y deseo de Superación

Constancia, Trabajo y Superación C.T.S. , que viene a ser lo mismo que A.F.A., sólo que ésta es capicúa y da más suerte.

A.F.A. son las siglas de la Asociación de Flautistas de Andalucía. Obligatoriamente acabas dándote con ella, sea a través de sus actividades, publicaciones, referencias a ella o integrantes.

Por lo que a mí se refiere, creo que la primera vez que me salió al paso fue a raíz de una búsqueda que hice sobre publicaciones periódicas sobre flauta, mucho antes de que pensara siquiera en hacer el blog. Cuando Andrea se decidió a enfocar sus estudios hacia la música y la flauta, pensé en suscribirla al entrar en el último ciclo. Me equivoqué. La revista tiene artículos que ella tal vez no hubiera entendido siendo más joven, pero muchos otros sí y seguro lo hubiera disfrutado. Error corregido en cualquier caso.


Muy recientemente tuve el privilegio de conocer al que creo es el "factótum" , Francisco Javier López Rodríguez. Primero a través de la red y más tarde en persona. Yo tenía idea de hacer una serie de entradas sobre asociaciones y organismos centrados en el tema de la flauta y ésta era una ocasión para empezar con una de las más sólidas.


El esfuerzo personal que representa llevar adelante una organización de este tipo sólo puede saberlo el que lo hace, de manera que nos hemos dirigido al recientemente nombrado Caballero Editor de los Caballeros del Traverso. El resultado, en forma de entrevista lo tenéis a continuación:

Buenos días Javier. Como Presidente de la Asociación de Flautistas de Andalucía (A.F.A.) nos gustaría hacerte una pequeña entrevista para conocer mejor, y dar a conocer el gran trabajo que estáis llevando a cabo en Andalucía. Para comenzar ¿Podrías darnos unas claves para entender cómo se gestó la AFA? ¿Había vida antes de 1995? Cuéntanos

Soy Secretario General de la Asociación, Miguel Ángel Moreno es el presidente, aunque el puesto es lo de menos a este nivel ya que se trata de ejercerlo lo mejor que cada uno pueda, incluso intercambiando responsabilidades.

Antes de la creación de la Asociación de Flautistas de Andalucía no había nada de esto en Andalucía. En España, como te dije en un email de agosto, la Asociación Española de Flautistas era la única que mantenía cierta actividad, aunque bastante restringida a determinados conciertos en Madrid y poco más. Fui el socio 102 y he de reconocer que pertenecí principalmente por solidaridad. En realidad ofrecía poco a muy pocos, aún siendo la plana mayor y honorífica de primer orden. Se disolvió y creo que todos los que habíamos puesto ilusión en aquello quedamos muy tristes al ver que nuestro país no podía emularse a Francia, Inglaterra, Alemania e Italia, por citar a los de nuestro entorno. Esto hizo que nos pusiéramos en marcha. Pensamos que si restringíamos el ámbito de actuación, nos sería mucho más asequible el mantenimiento de un proyecto de semejantes características.

Tras numerosas reuniones en diferentes ciudades de Andalucía, los profesores que nos implicamos en fundar la Asociación de flautistas, decidimos que era factible el proyecto y que la cuestión pasaba por ser realista al proponer los medios y los fines. Ilusión no faltaba precisamente. Más ilusión que medios materiales y por supuesto tenacidad.

Se fundó en Baeza y allí estableció su primera sede social. Más tarde por motivos prácticos se desplazó a Sevilla y se instaló en el Conservatorio Superior de Música. El ámbito geográfico estaba sólo delimitado de forma simbólica por la denominación y nunca se restringió la admisión de socios por motivos regionales. Esto iba en contra de nuestro objetivo integrador.

Gracias Javier, ahora nos gustaría situar el AFA dentro de su espacio, para ello quisiéramos saber cuál es la misión del AFA, qué objetivos tiene y cuáles son las estrategias que utilizáis para conseguirlos

La Asociación tiene fijado entre sus fines unos objetivos muy generales, de acuerdo con lo que indican sus estatutos, todos de carácter cultural y nunca con implicaciones de orden político o de otro género. Esencialmente promover y difundir la cultura musical de la flauta y de la música en España y en Andalucía. Creada sin ánimo de lucro, hemos buscado siempre el modo de crear actividad musical y cultural no sólo a través de conciertos, principalmente ofrecidos de forma altruista por generosos profesionales, como con casi todo lo que aquí se hace, sino con Jornadas Educativas: cursillos a los que hemos dotado de una dimensión formativa de mayor calado, completándolos con actividades como exposiciones de instrumentos, partituras, libros y algunas conferencias y mesas redondas, realizada por profesionales prestigiosos.

La revista que fundamos al tiempo de la creación de la Asociación ha sido siempre el catalizador de nuestros objetivos y la publicidad de mayor alcance.

Como organización qué tal son vuestras relaciones con los vecinos institucionales, ayuntamientos, diputaciones, gobierno autonómico, etc.

Con las administraciones locales y regionales no hemos tenido mucha suerte. Siempre que acudimos a alguna convocatoria para obtener subvenciones fuimos desestimados. La razón está en que se atienden en primer lugar aquellas iniciativas de interés general y socialmente necesitadas. Ya sabemos cómo es el orden de preferencia y ello no es impedimento para que cada vez que se presenta la ocasión, allí estamos.

No obstante, a nivel de Centros de Enseñanza, invariablemente obtuvimos apoyo. El Conservatorio Superior de Sevilla siempre cedió sus instalaciones para las actividades artísticas y para albergar la sede. También organizamos en común conciertos y cursos que el Conservatorio respalda con diplomas y certificados. Colaboramos asimismo con otras asociaciones, brindándoles todo nuestro apoyo, caso de Acequia Musical, que organiza con gran éxito el Premio Andalucía de Flauta.

Con otras asociaciones extranjeras dedicadas a la flauta, ocasionalmente se han mantenido contactos muy edificantes en cuanto a intercambio de procedimientos.

Hemos visto que vuestras actividades siempre son agregadoras, en el sentido de que siempre estáis abiertos a gentes de otras tierras, sea en vuestros cursos, suscripciones a la revista, Premio Andalucía Flauta, … ¿Cómo veis vuestra relación con el resto del Estado? ¿Mantenéis relaciones institucionales con otras asociaciones de flautistas? ¿Estáis coordinados de alguna forma?

Desde que existe la AFA, siempre que surgió en España una Asociación estuvimos, abiertos a cualquier iniciativa. Pero la colaboración sucede cuando todas las partes lo desean y manifiestan.

Entre nuestros asociados y suscriptores de FLAUTA y MÚSICA se encuentran personas de diferentes Comunidades Autónomas españolas, incluso tenemos alguna suscripción en Alemania y en Suiza.

Tal vez para los que estamos fuera de vuestro territorio vuestro buque insignia es la revista que editáis, única en su género en España, por lo que sabemos, Flauta y Música. Háblanos de ella ¿Cómo nació? ¿Quiénes intervienen en ella? ¿Porqué dos veces al año?

Efectivamente, la revista siempre ha sido el elemento que nos ha mantenido unidos, especialmente en las horas más bajas, que siempre llegan en algún momento.

Era una necesidad publicar en español todo lo que se pudiera sobre la flauta porque si teníamos y aún así sucede en España, escasas publicaciones en idioma español, no se concebía que un proyecto ambicioso como el nuestro careciera de este medio.

Aquí tomé yo la iniciativa y ofrecimos a quien deseara aportar sus conocimientos, un vehículo de transmisión público. La respuesta fue inmediata y nos pusimos manos a la obra. Una publicación periódica de esta índole implica por un lado continuidad y por otro, variedad, interés y calidad. Todo ello no siempre es fácil de mantener a un nivel aceptable y la decisión estaba tomada. Había que continuar.

Nuestros colaboradores, músicos y artistas gráficos, siempre se esmeran en sus trabajos y mi experiencia como editor y maquetador, coordinando los contenidos e intercambiando opiniones, ha sido de lo más gratificante. No sólo la generosidad de los firmantes de artículos contribuyen a su existencia, también los patrocinadores que insertan su publicidad constituyen el sustento principal. Los lectores también contribuyen, claro está, a través de la suscripción y esta conjugación de factores propician el llamado balance cero que pone la revista en la calle cada seis meses.

Dos números al año he de reconocer que no es mucho, pero la relatividad de las circunstancia acaban por establecer la realidad. Necesitaríamos una semi-profesionalización del sistema editorial y un equipo extenso de personas, que no tenemos, para coordinarlo todo. Basta con ver el equipo de redacción de cualquier revista de tirada trimestral, su organigrama y el presupuesto que consume.

Siguiendo con la revista, ¿qué tirada de ejemplares tenéis? ¿Os planteáis su distribución por otros medios distintos a la suscripción? ¿Llega a todo el mundo de habla hispana?

En la actualidad la publicación se realiza en papel aunque estamos estudiando la forma de transmitir su contenido vía digital. El formato tradicional nos parece el más adecuado porque el ritmo de publicación no es alto y su colección no ofrece muchas dificultades para el almacenaje. Se imprimen 1.000 ejemplares por número y se distribuyen entre asociados, suscriptores, patrocinadores y Centros Educativos que lo solicitan. En algunas librerías especializadas como El Argonauta, en Madrid, también pueden encontrarse nuestros ejemplares.

A Sudamérica la distribución no es fácil por motivos económicos ya que el incremento considerable de precio que adquiría cada ejemplar la convertiría en la revista más cara del mundo. Por ello estamos considerando la publicación digital.

Otro gran balcón de vuestra asociación es el Premio Andalucía de Flauta, que este año repite en Estepona. Cuéntanos el secreto de su éxito

El Premio Andalucía de Flauta, que tiene un carácter internacional, se ha convertido en una cita obligada de los jóvenes flautistas. Cada año, el nivel ascendente de los participantes nos muestra que España se está acercando considerablemente a la media europea. Aquellos que disfrutan como público y los que tenemos la suerte de asistir como jurado, vemos más que justificado permanecer durante tres días escuchando a esos artistas del mañana. La Asociación Acequia Cultural, viene promoviendo este concurso desde hace años y he tenido la oportunidad de observar su evolución organizativa. Estepona fue la sede en 2009 y volverá a serlo durante el próximo año.

La Asociación de Flautistas de Andalucía ofrece difusión, asesoramiento, colaboración presencial y promoción en conciertos para los ganadores.

Me preguntas por el secreto mejor guardado y creo que no hay mejor secreto que aquel que no se oculta, que permanece a la vista de todos de forma natural. Los participantes, con su trabajo y seriedad durante el procedimiento son la mejor garantía para asegurar la buena reputación del concurso que ya ha traspasado el Atlántico.

Para terminar, cuéntanos cómo ves el futuro del AFA, hacia donde debe caminar y qué les pedirías a los Reyes Magos

En este punto permíteme que no me extienda porque sería hablar de lo obvio.

Quédate con esto: constancia, trabajo y deseo de superación.

Muchas gracias Javier, que la Asociación crezca, sea más reconocida y apoyada y siga sirviendo de catalizador para las actividades relacionadas con la flauta en Andalucía.

Un comentario adicional sobre las formas de apoyo. A veces los apoyos se plasman en iniciativas como organizar conciertos en el patio-claustro de Conservatorio Superior de Sevilla para los ganadores del Concurso de Flautas, en "las noches del Carmen" que se celebran a principios de Junio. Buen balcón para los jóvenes intérpretes y precioso marco.


La A.F.A. tiene su propia página web, en la que encontraréis toda la información que podáis necesitar. Se actualiza regularmente y desde ella podéis acceder a la suscripción de la revista y a sus distintas actividades. Su enlace está en el título del post y en "Lugares para visitar antes de morir", arriba a la derecha.

Por mi parte una reflexión personal. Creo que, por la estructura político-económica del Estado español, es necesario y casi diría imprescindible disponer de asociaciones a nivel de comunidad autónoma con fuerza suficiente para tratar con las administraciones, tanto municipales, provinciales o autonómicas de su entorno. Fruto de la fortaleza local debería venir de la mano una colaboración estatal, que permitiera la fluidez y facilidad para todo lo relacionado con este mundo. La realidad va por delante y, lo cierto es que tanto a nivel de actuaciones profesionales, académicas, comerciales, etc... esto ya ocurre así y es privilegio y deber de los flautistas, sean profesionales, en camino de serlo o simplemente aficionados el trabajar para tener una voz que se haga oír. Con seguridad el AFA tiene mucho que aportar en este contexto.

Saludos,

No hay comentarios: