Calendario

miércoles, 14 de octubre de 2009

The rest is noise

No había tenido ocasión de leer la versión original del libro que da nombre a esta entrada. Leí algunas críticas y le tenía ganas, pero no hubo ocasión. Y de repente llega la versión castellana, no exenta de polémica por la traducción de la frase de Shakespeare elegida para el título.

El ruido eterno


Por mi parte ni entro ni salgo, no perderé un segundo en desviar la atención de un libro tan excepcional.
Al margen de la evidente traducción, la portada del libro en castellano lleva un nombre adicional. El del traductor. Y no sin razón. Tengo que decir que el trabajo del musicólogo Luis Gago con la traducción es excepcional, a pesar de la evidente dificultad que implica traducir un libro lleno de citas, referencias y, en casos, dobles sentidos.
Vamos con la parte del "hardware". El libro lo edita Seix Barral. Me imagino con la idea de hacerlo asequible a todos los bolsillos, lo ha sacado en edición de tapas blandas, 23x13 cms. y 800 páginas. Para que un libro de tantas páginas pueda caber en un espacio tan pequeño sin parecer una monstruosidad es necesario que el papel sea muy fino (de hecho he leído críticas diciendo que se transparenta al leerlo). Un poco como lo que puede llegar a ser. Una Biblia de bolsillo sobre la música del siglo XX.
El precio en la FNAC, 24 euros.
El autor es Alex Ross y se nota a varios kilómetros de distancia que es un escritor que viene de la cepa periodística. Todas las películas en las que se explica a los novatos las reglas para hacer que los artículos periodísticos sean amenos, atraigan a los lectores, etc.. se aplican a rajatabla en este libro.

No se hace nada pesado y denota un conocimiento de la materia que trata, que permite "pelar" el libro por capas, como las cebollas. Según el lector, el aprovechamiento .
Ross entremezcla anécdotas casi de prensa rosa con análisis musical, datos históricos para situar el momento en su entorno, citas sin límites, etc.
Cuando empecé a leerlo no puede evitar recordar la misma sensación que cuando descubrí hace años "El Nombre de la Rosa" de Eco. Un libro tremendamente culto que lo puedes leer como un best-seller.
El libro está estructurado en tres partes y su misión viene en portada "Escuchar al Siglo XX a través de su música".
Las partes van precedidas por un prólogo y una nota sobre dónde escuchar extractos relacionados con el libro.
Y tras ellas el Epílogo, las notas, audiciones y lecturas sugeridas, agradecimientos, nota de Gago y un útil índice alfabético, que de nuevo me recuerda las Concordancias de las Biblias protestantes.
Sobre las tres partes, lo que las definene es la línea temporal del siglo
  • Primera parte : 1900-19933
  1. La Edad de Oro - Mahler y Strauss
  2. Doctor Fausto - Schoemberg, Debussy
  3. Danza de la Tierra - Stravinski
  4. Invisibles - de Ives a Ellington (los USA)
  5. Aparcición de entre los bosques - Sibelius
  6. Ciudad de redes - Berlin
  • Segunda parte : 1933-1945
  1. El arte del miedo - La rusia estalinista
  2. Música para todos - Los USA de Roosvelt
  3. Fuga de la muerte - Heil Hitler !!
  • Tercera parte : 1945-2000
  1. Hora cero - El ejercito USA y la música alemana
  2. Un mundo feliz - Guerra fría y vnguardias 50s
  3. "¡Grimes! ¡Grimes!" - Britten
  4. Zion Park - La vanguardia de los 60 , Messiaen y Ligeti
  5. Betthoven wa wrong - Bob rock y minimalismo
  6. Catedrales sumergidas - Fin du siècle
Para quién está recomendado. Creo que voy a hacer que Ross sea profeta en su libro y le voy a citar a él directamente.
" El Ruido eterno está escrito no sólo para aquellas personas muy versadas en música clásica, sino también - especialmente - para quienes sientan una curiosidad pasajera por este confuso pandemónium situado en el extrarradio de la cultura. Abordo el tema desde múltiples ángulos: biografía, descripción musical, historia social y cultural, evocaciones de lugares, política en estado puro, relatos de priemra mano de los propios participantes." (sic)

El autor mantiene un blog con el mismo nombre del libro, y cuyo enlace está en el título del artículo, desde el que podéis escuchar una cuidada, muy cuidada y comentada diría yo, selección de piezas, partituras, portadas ilustradas, ... una pequeña maravilla de complemento al libro. En inglés eso sí.

Yo tengo que reconocerlo. El libro me ha subyugado completamente. Devoto seguidor de Ross. Que más puedo decir.

Ésta es la crítica que le hizo Iker Seisdedos en El País, aquí.
Y ésta la del ABC por Stefano Russomanno, aquí.

Saludos,

No hay comentarios: