Calendario

viernes, 27 de noviembre de 2009

Poeta Ecuatoriano

Emoción de una flauta en la noche

Una flauta solloza en la dormida

soledad de la noche silenciosa,

una flauta perdida,

misteriosa

y doliente,

cuya voz aterida

viene como una blanca mariposa,

y se posa

en mi herida

dulcemente...

¡Vaga y desgarradora

melodía,

la que la flauta llora

en la noche sombría!

Ave ciega y oscura

del Sentimiento

que inspiraste el grito de ternura

que hasta mi corazón llega en el viento,

murmura

tus trémulas escalas

de secreta amargura

y pliega la fatiga de tus alas

sobre mi desventura.

Suene tu ritmo cadencioso y flébil

en la noche serena;

mi alma es también como una flauta débil

que gusta del amparo de la noche

para hacer el derroche de su pena...

La flauta melodiosa

sigue tañendo lánguida su queja,

y se aleja... se aleja...

en la noche dormida y silenciosa...

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Vox clamans

Oigo en la sombra, a veces, una voz que me advierte:

poeta, entre tus ruinas, yérguete vencedor:

deja la flauta débil de tu canción inerte,

y alza el himno a la vida, al orgullo, al vigor.

Acalla tu secreto, sé fuerte con la muerte,

y oigo otra voz que clama: fuerte como el amor.

(En mi conciencia íntima no sé cuál es más fuerte,

si el gesto de la vida o el gesto destructor).

De súbito; en tumulto, cual luminosas teas,

en el cerebro atónito se encienden las ideas,

mas, cuando de su foco, como de ardiente pira,

va a levantar las notas del vigoroso canto,

como una flauta débil el corazón suspira,

y la canción se trueca por un raudal de llanto.


Ernesto Noboa Caamaño ( 1891-1927) fue un poeta ecuatoriano de la llamada Generación Decapitada.

Neurótico hasta extremos patológicos, sólo se calmaba con el consumo de morfina.

Su poesía, como sus costumbres están claramente influidas por los poetas franceses Baudelarie, Verlain, etc.

Si bien vivió una buena época en Europa, nació y murió en Ecuador.

Disfrutad de su sensibilidad exquisita en el poema y el soneto en los que habla de la flauta.


Saludos,

No hay comentarios: