Calendario

jueves, 11 de marzo de 2010

Libro de Poemas - FGL

Federico García Lorca es probablemente el poeta más universalmente conocido de nuestra piel de toro. Otros han conseguido premios de mayor renombre, como el nobel, etc. pero García Lorca es otra cosa. Y no precisamente porque su poesía sea fácil. Aunque no podemos negarle su increíble musicalidad.
Teníamos que llegar a él forzosamente y para empezar vamos a ver qué nos dice de la flauta en su segundo libro de poesía, Libro de Poemas (1921), que escribió con 23 años. La flauta aparece en dos de los poemas. Éstos,

VELETA

Julio de 1920. (Füente Vaqueros, Granada.)

Viento del Sur,

moreno, ardiente,

llegas sobre mi carne,

tiayéndome semilla

de brillantes

miradas, empapado

de azahares.

Pones roja la luna

y sollozantes los álamos cautivos, pero vienes

¡demasiado tarde!

¡ya he enrollado la noche de mi cuento

en el estante!

Sin ningún viento,

¡hazme caso!

gira, corazón;

gira, corazón.

Aire del Norte,

¡oso blanco del viento!

llegas sobre mi carne

tembloroso de auroras

boreales,

con tu capa de espectros

capitanes,

y riyéndote a gritos

del Dante,

¡oh pulidor de estrellas!

pero vienes demasiado tarde.

Mi almario está musgoso

y he perdido la llave.

Sin ningún viento,

¡hazme caso!

gira, corazón;

gira, corazón.

Brisas, gnomos y vientos

de ninguna parte.

Mosquitos de la rosa

de pétalos pirámides.

Alisios destetados

entre los rudos árboles,

flautas en la tormenta,

¡dejadme!

tiene recias cadenas

mi recuerdo,

y está cautiva el ave

que dibuja con trinos

la tarde.

Las cosas que se van no vuelven nunca

todo el mundo lo sabe,

y entre el claro gentío de los vientos

es inútil quejarse. ,

¿Verdad, chopo, maestro de la brisa?

¡es inútil quejarse!

Sin ningún viento,

¡hazme caso!

gira, corazón;

gira, corazón.

y

EL DIAMANTE

Noviembre de 1920. (Granada.)

El diamante de una estrella

ha rayado el hondo cielo,

pájaro de luz que quiere

escapar del universo

y huye del enorme nido

donde estaba prisionero

sin saber que lleva atada

una cadena en el cuello.

Cazadores extrahumanos

están cazando luceros,

cisnes de plata maciza

en el agua del silencio.

Los chopos niños recitan

su cartilla; es el maestro

un chopo antiguo que mueve

tranquilo sus brazos muertos.

Ahora en el monte lejano

jugarán todos los muertos

a la baraja. ¡Es tan triste

la vida en el cementerio!

¡Rana, empieza tu cantar!

¡Grillo, sal de tu agujero!

Haced un bosque sonoro

con vuestras flautas. Yo vuelo

hacia mi casa intranquilo.

Se agitan en mi cerebro

dos palomas campesinas

y en el horizonte, ¡lejos!,

se hunde el arcaduz del día.

¡Terrible noria del tiempo!


Federico García Lorca (898-1936) fue un poeta, escritor y dramaturgo español, desgraciadamente malogrado en el inicio de la Guerra Civil Española. Identificado con la llamada generación del 27, tenía un discurso muy personal que ha sabido entroncar las raíces populares con la más rabiosa vanguardia.

No voy a decir nada má sobre él, podéis ampliar la información en mil sitios, un de ellos la sempiterna Wikipedia, que tiene un buen artículo y aún mejores enlaces, aquí.

No hay comentarios: