Calendario

viernes, 16 de abril de 2010

Fábula XIV - El tordo flautista (Tomo II Libro IV)

Era un gusto oir, era un encanto,
Á un Tordo gran flautista, pero tanto,
Que en la gaita gallega,
Ó la pasión me ciega,
Ó á Misón le llevaba mil ventajas.
Cuando todas las aves se hacen rajas
Saludando á la aurora,
Y la turba confusa charladora
La canta sin compás, y con destreza
Todo cuanto la viene á la cabeza,
El flautista empezó: cesó el concierto.
Los pájaros con tanto pico abierto
Oyeron en un tono soberano
Las folías, la gaita y el villano.
Al escuchar las aves tales cosas
Quedaron admiradas y envidiosas.
Los gilgueros preciados de cantores,
Los vanos ruiseñores,
Unos y otros corridos,
callan entre las ójas escondidos.
Ufano el tordo grita: camaradas,
Ni saben, ni sabrán estas tonadas
Los pájaros ociosos,
Sino los retirados estudiosos.
Sabed, que con un hábil zapatero
Estudié un año entero :
El dále que le das á sus zapatos,
Y alternando, silvábamos á ratos,
En fin, viéndome diestro,
Vuela al campo me dice mi maestro,
Y harás ver á las aves de mi parte
Lo que gana el ingenio con el arte.

Félix María Samaniego (1745-1801)

Esta deliciosa fábula de Samaniego pertenece a Fábulas en verso Castellano para el uso del Real Seminario Bascongado, y yo la he cogido de la edición de Barcelona de 1826 Tomos I y II.
He respetado al máximo la ortografía de la edición, de modo que se pueda apreciar cómo se escribía el castellano en esa época. Aquí la obra completa.


Así que, flautistas , recordad lo de

Ufano el tordo grita: camaradas,
Ni saben, ni sabrán estas tonadas
Los pájaros ociosos,
Sino los retirados estudiosos.

Así que ya sabéis. :-)

Sobre Samaniego, como siempre que es posible, la wikipedia, aquí.

Saludos,

No hay comentarios: