Calendario

lunes, 23 de agosto de 2010

El poeta y la beneficiada

El título de la entrada corresponde al nombre de una comedia en dos actos.
El fragmento que os propongo corresponde al Acto I, Escena III

EL POETA

¡Santo Dios, qué pesadilla!

Ya se me fue el pensamiento,

la vena... Incapaz me siento

de hacer una redondilla.

¡Que nunca he de verme libre

de gente necia y moscona!

Y a fe que la tal patrona

lo es y de grueso calibre.

Todo el mundo me molesta

con obstinada porfía.

¡Mal haya mi nombradía

que tanto pesar me cuesta!

Ya un musiquillo a su pauta

quiere esclavizar mi musa,

y a la corchea o la fusa

que me chilla con la flauta .

Quién piensa que me espeluzno

cuando me propone ufano

que le encuentre en castellano

un consonante a rebuzno.

¿A rebuzno un consonante?

Para eso mi ciencia es poca,

respondo. Abre tú la boca

y lo hallarás al instante.

Quién, tocando otro registro,

viene a que le ponga en verso

un memorialón perverso

que piensa dar al ministro;

y añade que es menester

versificarle asimismo

la partida de bautismo

y el grado de bachiller.

Ya con urgentes instancias

a cualquier aniversario

me encomienda el empresario

un drama de circunstancias.

Ya me hacen perder el juicio

cinco actrices que a la par

acuden a mi telar

para hacer su beneficio.

Otro dice muy formal:

rime usted en un acróstico

el natalicio y pronóstico

de don Fulano de tal.

Ya me encarga el Ateneo

un apéndice al Rengifo.

Ya me pide un logogrifo

el director del Liceo.

Si en un convite me hallo,

otro quiere que improvise

un madrigal a su Nise

y un soneto a su caballo.

Grita una voz de zambomba:

¡vaya una bomba!, y beodos

gritan a su ejemplo todos:

¡vaya una bomba!, ¡una bomba!

Y alza su cuello de yegua

doña Inés, y rumia, y tose,

y para que yo lo glose

me da un pie de media legua.

Reniego de tal belén

que ni honra da ni pesetas.

¡Por Dios!, ¡por Dios!... Los poetas

somos prójimos también.

Manuel Bretón de los Herreros

Manuel Bretón de los Herreros fue un dramaturgo y poeta español que vivió entre 1796 y 1873.
Si bien le tocó vivir en pleno romanticismo, se mantuvo siempre a caballo entre el Neoclasicismo y el dicho romanticismo, pecando en muchas de sus obras y artículos de un costumbrismo muy notable.

Podéis ampliar información sobre su figura en la wikipedia. Aquí.

Saludos,

No hay comentarios: