Calendario

lunes, 18 de octubre de 2010

¿Qué tal te llevas con los vecinos?



Cuando Andrea ensaya alguna de las piezas que está preparando, sea de orquesta, de cámara, solista... lo sobrellevamos con bastante buen ánimo. Cuando está practicando técnica la cosa cambia, al menos la mayoría de las veces...

Y nosotros somos sus padres. Afortunadamente Andrea puede practicar a horas más o menos razonables y nuestros vecinos son bastantes comprensivos. ¡Qué remedio!.
El caso es que esto no siempre es así y es posible que sólo podamos practicar a horas en las que es fácil molestar a los vecinos o provocar algún altercado en la comunidad...


En la revista Doce Notas, he visto un artículo que me ha resultado muy interesante y que es la razón de esta entrada.


Se trata de una empresa que comercializa cabinas insonorizadas quasi portátiles, que pueden montarse sin dificultad en el interior de un vivienda y que abarcan desde espacios para una sola persona hasta grupos de cámara de 16 pax. 

Como es modular tu pides y ellos te dicen cuánto te cuesta. Hay una serie de modelos estándar que son los que tiene un precio cerrado y que va desde los 3.188 (1 pax)  € hasta los 14.157 € (16 pax).

La idea me parece genial, ya que una insonorización cuesta bastante más y no la puedes mover de sitio si te conviene.

El enlace lo dejo en el título. Están en Madrid, pero por lo fácil de su sistema no creo que haya problemas para montarlo en cualquier parte, a lo Ikea.



Os dejo dos de sus modelos en formato pdf, que he descargado se su página web, para que lo apreciéis bien.
Saludos,

1 comentario:

Vicente Jorge dijo...

Hace muchos, muchos años tuve un pequeño problemilla por ese tema con un vecino "cabezón". Claro está que en esa época yo a lo que me dedicaba era al piccolo y ahora lo veo con otra perspectiva. Para que te quedes tranquilo, es imposible que cualquier instrumento sobrepase los límites que marca la Ley en cuanto a decibelios permitidos en el horario permitido. Otra cosa es que te pongas a estudiar a las 4 de la madrugada. Lo más curioso del caso es que esos "vecinos protestones" suelen ser muchas veces los que están hasta las 3 o las 4 de "farra" en casa con varias decenas de personas, o los que se paran a la puerta de su casa con el volúmen del equipo del coche a tope, y evidentemente, entonces "no les molesta".

Es un tema muy interesante. He llegado a presenciar auténticas "guerras" entre vecinos, una muchacha tocando el piano frente a la vecina intransigente que ponía la radio a tal volúmen que se escuchaba en el pueblo de al lado... A ver si cuando tenga tiempo hago un post sobre alguna de esas anécdotas.

Saludos.